lunes, 10 de septiembre de 2007

Novato

Porque no seguir disfrutando de los chistes que son tan agradables para en el momento sonreir!!


Llega un joven indio a un burdel, toca a la puerta y le abre la Madame.

Al ver su vestimenta, la Madame le dice: "¿Qué se te ofrece?" A lo que de inmediato contesta el indio: "¡Indio querer mujer!" "¿Tienes experiencia?" "Pues...no..." responde el joven indio.
"En ese caso vete allá, a la selva donde vives, consíguete un tronco de un árbol que tenga un huequito, practicas allá durante un mes y luego vuelves. ¿De acuerdo?" le dice la Madame. El indio se va.
Practica durante todo un mes con un árbol y regresa con una tabla debajo del brazo. Toca a la puerta del prostíbulo y nuevamente le abre la Madame. "¡Indio querer mujer. Ya tener experiencia!" La Madame le hace entrar y llama a Romualda para que le atienda.
Romualda y el indio suben al cuarto, ella se desviste y se pone en cuatro patas en la cama. De repente el indio saca la tabla y le zampa tremendo tablazo por el trasero. Romualda, muy enojada, y sobándose las nachas, le dice al indio: "Pero bueno, ¿qué te pasa?, ¡indio hijo de pu...! ¿Por qué me pegaste con esa tabla?" El indio muy serio, parado a la orilla de la cama, le contesta: "Indio querer asegurarse de que tú no tener avispas"

3 comentarios:

oscareque dijo...

Jajajajajajaja andele, mas vale prevenido

carlos.armo007 dijo...

jajajajjajajaja, ya lo habia leido desde la semana pasada y me saco tremendas carcajadas!!!!

Anónimo dijo...

Me hiciste reir, esta muy chistoso, yes que yes, pero ese indio tan nopalon.
Lita